ATURDIDA

Estoy intentando ordenar mis sentimientos. Los tengo todos aquí, encima de la mesa. Los etiqueto con cuidado. Sí, este tan feo se llama rencor. Lo rotulo con las letras bien grandes, así la próxima vez lo veré venir desde lejos. A éste otro le voy a quitar el polvo. Pobre, casi no me acordaba de él.

Los ordeno por tamaños y colores. Qué bien, cuánto rojo y qué poco negro. El toque justo de verde, para que luego digan que no soy optimista. Me alegra comprobar que desde la última vez el gris se ha desteñido un poco. Vamos bien, me digo entonces.

Abro mi corazón y uno a uno los vuelvo a meter dentro. Ya casi estoy. ¿Sabes qué? A ti ya no te quiero, ahí te quedas. Cierro con llave, pulso on y el músculo vuelve a latir.

Respiro hondo y me siento bien, aunque sé que esta sensación no durará mucho, cuando te vuelva a ver mi corazón pegará un brinco y mis sentimientos se mezclarán de nuevo entre ellos, dejándome como al principio: aturdida.

17 comentarios:

Wen dijo...

Jo, te envidio, ojalá yo supiera etiquetar y ordenar sentimientos así como tu lo haces... por poco que dure. Yo que ni siquiera los diferencio unos de otros...
Un día tu corazón no saltará más por él, cási podría asegurarlo.

geminisdespechada dijo...

yo también te envidio, pero no por etiquetar, sino por sentir.. yo últimamente estoy de un apático..

Belén dijo...

Mmm

Llevo un tiempo leyéndote en la oscuridad de mi monitor, porque yo a ti te descubrí después de verte! ;)

Haces bien en recoger los sentimientos y saber qué sentimientos no quieres... muy bien :)

Besicos

ITACA dijo...

los sentimientos se pueden controlar un poquito, deberían enseñarnos desde pequeñitos, sobre todo para que no se convirtieran en estados de ánimo horribles, en eso consiste la inteligencia emocional tan de moda hoy. Me ha encantado tu relato, yo suelo mezclar mucho los colores de mis sentimientos

Ripley dijo...

Yo nunca he podido controlar mis sentimientos así que aún mucho menos he podido etiquetarlos, supongo que por eso soy tan ordenada con mis cosas. un beso

Lucía dijo...

Wen, etiquetar es mucho más fácil de lo que parece. Basta con sentarse y pensarlo un poco. Al principio cuesta, pero luego le coges el tranquillo y va solo.

Géminis, ¡pero qué me estás contando! Te voy a dar unos buenos azotes y ya verás cómo sientes (aunque sea dolor) ;).

Belén, bienvenida. Sé cuáles no quiero, pero de ahí a que sea capaz de desterrarlos, hay un trecho, me temo. Yo también te leo desde la barrera, pero haces unos posts tan redondos que nunca sé qué decir :S.

Ítaca, no creo que haya una manera de aprender a hacerlo, creo que te lo dan los años y la experiencia. Ya sabes, aprendemos de nuestros errores y todo eso.

Ripley, yo los ordeno, lo de controlarlos es otra cosa. Ya quisiera yo poder controlarlos en lugar de ponerles etiquetas.

Besos a todas y muchas gracias por vuestros comentarios

desahogandome dijo...

bonita i.t.v. procuraste a tu corazón.

debería ser obligado hacerla mensualmente, todos.

pasé sin querer y volveré a pasar.

un saludo

Belén dijo...

Dime hola, con eso yo estoy mas que contenta (si te apetece...)

Besicos

Lucía dijo...

Desahogándome, eres bienvenid@. Puedes pasarte por aquí cuando quieras.

Belén, a mí a obediente no me gana nadie (más vale hacer como que obedeces -y luego hacer lo que te dé la gana, por supuesto-, que discutir).

Girl on the Moon dijo...

Aturdida y sin voz... asi estaba ayer... hoy un poco mejor. Espero estar al 100% el lunes.... "Co-rriendoooo"

Mil besos

dintel dijo...

Clasificar y hacer limpieza siempre nos hace sentir bien.

Un beso.

Tengo eso pendiente, lo sé.

Wen dijo...

Se me ha venido a la cabeza un señor de esos con una mochila de esas que sacan aire por un tubo que van sujetando... y van arremolinando y cambiando de sitio miles de hojas que salen volando con cada pasada del tubo.
No sé por qué.

Lucía dijo...

Dintel, es casi hasta regenerador hacer limpieza y tirar lo que no necesitas para "ná" :).

Wen, ¿te refieres a los que van con anti-aspirador (en lugar de aspirar, sopla)? ¿Y te ha venido uno de esos a la cabeza? Yo me imaginaba más en mi cabeza a un contable de esos de hace mil años rodeado de papelotes con un flexo sudando la gota gorda, en un cuartucho lleno de archivadores y el pobre intentando ordenaer mis sentimientos XD.

Lluís dijo...

muuuhhh. no andas bien de inteligencia emocial, cosa rara en las mujeres, esta bien eso de que elimines sentimientos negativos, pero algun rato de aturdiminento no esta nada mal, nos hace más humanos, no?

Julián dijo...

Cojonuda entrada. Diferencia entre estar en frío y en caliente, y la reflexión y arrepentimiento.. pa que luego otra vez vuelta a empezar.

En el Nucleo dijo...

deberia hacer eso de intentar ordenador mis sentimientos,etiketarlos y separarlos, aunk yo tb se k se volverian a mezclar.
un beso lucia, comentario esporadico,pero te leo iwalmnt

Lucía dijo...

Siento responder tan tarde a vuestros comentarios, pero un pequeño problemmilla de salud me ha mantenido retenida, por suerte o por desgracia, parece que de esta sí salgo.

Lluís, no sé qué tal ando de inteligencia emocional. Siento lo siento. A veces me gusta y a veces no, pero creo que me gusta sentir las cosas de esa manera.

Julián, muchas gracias, aunque mucho me temo que soy mucho más de acutar en caliente que de esperar a que las cosas enfríen.

En el Núcleo, encantada de saber de ti, puedes leerme y comentarme cuando queiras e, incluso, escribirme un mail contándome cosillas si te apetece.

Besitos a los tres y muchas gracias por vuestros comentarios.