AHÍ EMPEZÓ TODO

Eran poco más de las doce de la mañana. Envuelta en mis pensamientos no me di cuenta de la hora y de que habíamos dicho que a eso de las once haríamos un descanso. Te vi pasar por la ventana, miraste por ella buscándome y cuando me viste me guiñaste un ojo.

Recogí todos los papeles que tenía desparramados encima de la mesa y salí a toda prisa a encontrarme contigo. Al mirarme me sonreíste. Al volverte a ver, sonreí yo.

Fuimos juntos hasta el ascensor y nos metimos en el primer bar que encontramos. Una cocacola rápida, lo justo para despejarnos un poco, pero no tanto como para perder la concentración. En ese cuarto de hora, hablamos de todo y de nada, de mi vida en Madrid, de tu trabajo, del tiempo, de tu perro...

De vuelta al trabajo no volvimos a hablar hasta que llegamos al ascensor. Entonces me miraste y me dijiste que el único color capaz de definirme sería el violeta. Me lo decías mirándome a los ojos y mientras lo hacías, mi corazón se aceleraba.

No pudimos hablar el resto del día. Nos cruzamos de nuevo al salir por la tarde, de nuevo en el ascensor y al llegar abajo, nos pusimos a andar sin rumbo. Paseamos y hablamos de mil cosas. Estuvimos uno al lado del otro, nos miramos, nos reímos... y allí, sentados en aquel banco me miraste y me besaste.

El mundo se detuvo. En ese instante éramos sólo tú y yo. Ahí empezó todo...

Y tú, ¿te acuerdas de cómo fue tu primer beso?

12 comentarios:

Lucía dijo...

Después de quitar todas las telarañas que le han salido al blog estos días en que lo he tenido abandonado, en lugar de contaros nada interesante, os pido que me lo contéis a mí.

Venga, lánzate, cómo fue tu primer beso?

desahogandome dijo...

La verdad es que fue hace tanto... que fueron varios... los que recuerdo como el primero.
ahora bien... siempre me importa, el que más, el último.

en la niñez: a los 8, contando historias de miedo en casa de unos amigos... a oscuras. Aún lo recuerdo.

adolescencia: en el monte de escursión, en verano...

ambos fueron los primeros. Aunque sean dos.

lo que vino después se me emborrona en el recuerdo.

un saludo

p.d.: precioso tu primer beso

Wen dijo...

Uff.... sin comentarios sobre eso.
Bonita historia la tuya :)

Belén dijo...

llevaba toda la tarde a mi lado, viéndome, escuchándome y mirándome con una mirada que yo no tenía muy clara, pero que si la sentía próxima... justo cuando me tuve que ir, el vino y sin mediar palabras, me besó...

por dios, que bonito recuerdo...

besicos

P.D Nos vemos, sin duda

Julián dijo...

Yo como Wen, sin comentarios, sí con la que yo no quería, jamás con la que yo quería, así que no quiero recordar ningún 'primer beso' como algo especial, es que no podría ni hacerlo, no he tenido historias de amor en mi vida, es algo que me avergüenza contarte ahora, qué extraño...

Sin embargo tu episodio sí que tiene su cosa. Mola que lo recuerdes tan tan bien. ¿Violeta, eh? jeje

Saludos!

Luchida dijo...

Primer beso... Supongo que ha habido muchos; cada uno con su calificativo al lado en función de la persona y el momento.

El preferido: antes de dormir con mi chico.

El primero de todos: con el chico de mis sueños de aquel entonces, un rubito un año mayor que yo xD

El más desagradable: con un baboso repulsivo.

El más inesperado: En "La casa del Terror".

El más gracioso: compartiendo un gusanito.

El más triste: el de la despedida.

El más bestia: el del reencuentro.

geminisdespechada dijo...

yo no me lo esperaba para nada y me pegué un susto!!!!

ITACA dijo...

puff, ha llovido tanto desde eso, que casi ni me acuerdo, tengo recuerdos borrosos, poco más ( y que conste que nom había bebido)

Lucía dijo...

Desahigándome, aquí no hay reglas, aunque fueran dos, los dos valen como el primero.

Wen, ¿te cuento un secreto ahora que no nos oye nadie? En realidad ése no fue el primero de verdad. Fue el primero, pero ya estaba yo talludita y ya había probado otros antes XD.

Belén, es que los hombres (en general) son así, son más de actuar que de palabras. Y que sean así, porque si no se lanzan, te toca lanzarte a ti XD.

Julián, ya veo que lo del violeta te ha dejado un poco intrigado. Prometo colgar un día de estos un post explicativo.

Luchida cuánto beso. Está muy bien eso de tener siempre alguien dispuesto a besarte.

Géminis, si te sirve de consuelo, a mí también me ha pasado, y no salí corriendo de mi milagro! XD.

Ítaca, me creeré eso de que no habías bebido. En realidad lo importante es acordarse del último.

Besitos a tod@s y muchas gracia spor vuestros ocmentarios

Lluís dijo...

El primero, primero, si que lo recuerdo. Hace casi 25 años, jajaja,como pasa el tiempo. Recuerdo que fué en pascua,con la primavera de por medio, un campo lleno de tréboles entre naranjos.
Por cierto, aún somos amigos.

dintel dijo...

Mi primer beso me lo robaron sin permiso. Pero me gustó una barbaridad.

Lucía dijo...

Lluís, suena bonito eso de la primavera, los tréboles, los naranjos...

Dintel, es que si son robados, tienen mucha más gracia, ¿a que sí? ;).

Un besote