LLENA

Hoy me he parado a pensar cómo surgió la idea de hacer este blog... Creé este lugar para esconderme de mi misma, para elegir un personaje donde pudiera ser más libre y ponerme la careta que me quedase mejor.

Iba a comenzar a inventarme un mundo. Un mundo de amigos, un mundo de magia, un mundo de locuras e incoherencias. En fin, un mundo perfecto en el que me sintiera feliz. Y éste iba a ser mi refugio, mi terapia, mi lugar de libre expresión. Un lugar donde la única ley que rige es la de vivir sin leyes, un lugar anárquico, de amor, de protesta, de dolor, de méritos, de frustraciones, de alegrías, de decir lo que se piensa y jamás cerrar la boca, de pasiones, de sentimientos...

Éste iba a ser mi mundo, mi sueño, mi guarida... donde todo sería más fácil, más noble y más sincero. Donde poder compartir una parte de mí. Tal vez la parte más sensible, la más tonta, la más dócil, la más creativa, la más romántica, la más loca, la más soñadora.

Y, las vueltas que da la vida, al final, ha pasado todo lo contrario; porque es aquí donde me he desnudado por completo y hasta me animaría a decir que, dentro de palabras sueltas y moviéndome entre frases grandilocuentes, soy más yo que en ningún otro sitio, aquí me he sentido llena.

Poco a poco esto ha dejado de ser un refugio para convertirse en un hogar. Los comentarios ya no son de desconocidos sin nombre, detrás de cada uno hay una persona a la que pongo rostro, voz y una historia. Y es esa historia que llevamos a cuestas la que a veces nos obliga a dejarlo.

Para los que el blog es una terapia, y la terminan cuando se curan, para aquellos para los que el blog dejó de ser divertido y pasó a ser una obligación y lo dejaron, para los que un día deciden que quieren una vida diferente y echan el candado, para aquellos a los que han desahuciado, para los que deciden cerrar… Hoy mi post va por todos ellos.

Hoy va por ti, Belén.

16 comentarios:

Belén dijo...

Olé!

Saco el pacharan y...Por La República!!!!!!!

Besicos

Irreverens dijo...

No, si al final vais a conseguir que suelte la lagrimilla.

Hermosa dedicatoria, Lucía.


P.S.: Por cierto, a ver si la próxima vez que me pasee por los Madriles, no te explota el horno y puedo probar tus lindezas culinarias.
:)

Un beso, rubia.

SOMOS viajeros dijo...

bonito post. hasta pronto géminis...

geminisdespechada dijo...

jo, cómo os pasáis.. Mil gracias Lucia. Lo mío ha sido al revés, iba a contar mi vida tranquilamente, y cada vez soy menos yo..

Besos a todos

Lluís dijo...

Ojala!! Siga divertiéndote poder escribir. Es una suerte.

mgqseaml dijo...

Al final habéis cumplido todos con lo del post.
Me han entrado ganillas de participar en el siguiente blogs de papel. A ver si te animas tú también. Besitos

desahogandome dijo...

lo cierto es que es muy difícil retratar y plasmar una mentira en un blog... salvo que se use para escribir un libro.

al final se convierte en un diván en el que uno se sienta... y se desahoga... y comparte...

un abrazo y enhorabuena por "tu" historia

Lucía dijo...

Belén, ¡ole, ole y ole! ¡Por la República!

Irre, no llores, porfi. Te prometo un bizcoho la próxima vez (suponiendo que a mi horno no le dé por volver a explotar).

Somos viajeros, gracias, digo lo mismo que tú: "hasta pronto, Géminis" :).

Desahogándome, lo difícil no es mentir, es mantener la mentira a lo largo del tiempo ¡qué trabajo! quita, quita, casi es mejor decir la verdad ;).

Besitos a todos y gracias por vuestros ocmentarios.

Lluís, ya lo creo que es una suerte. ¡Y tú que lo veas! :).

Mgqseaml, ya ves, al final somos bloggers de palabra. Anímate, todo es proponérselo, el no lo tienes puesto, así que no tienes nada que perder, aunque competir contra todos esos genios, no sé si es tan fácil...

Wen dijo...

Y mi comentario? dejé ayer un comentario joe. Espero que al menos al correo sí te haya llegado... ( a mi me pasa a veces)
Para mi tb está siendo una experiencia muy bonita esto del blog, me está ayudando mucho y en muchas más cosas de las que esperaba. Una de las cosas que más me ha gustado de mi blog es la cantidad de gente estupenda de verdad que he podido conocer gracias a él, por ejemplo tu :)
Y un besote para Belén tb... que anda que no se la echa de menos...

Lucía dijo...

Wen, el comentario no ha llegado y el mail tampoco :(. ¿Organizamos una patrulla de rescate para ir a buscarlo? XD. Tú sí que molas de verdad, mona. Un besín para ti y otro para Belenchi, que nos ha dejado esto medio vacío desde que se ha ido.

dintel dijo...

Ya me he enterado de lo de la explosión de tu horno... ¿pero, no hacía poco que lo tenías? En fin, eso debe ser de la caña que le das.
Ah, y me alegro de que tu blog no sea el de un personaje.

Tanais dijo...

ayyyyys lindo post, cada uno con sus motivos...bienvenidos sean, d etodos se aprende algo. Un abrzo

Lucía dijo...

Dintel, sí, relativamente poco, dos años o así. No sé, se fundieron los cables e hizo "¡PUM!". Creo que tiene solución, pero hasta entonces y como tampoco puedo usar la vitrocerámica, no sé si hacer una hoguera en el salón o qué :).

Tanais, ¿sabes? me encanta esa actitud, la de que de todo y de todos se puede aprender.

Besitos!

Ripley dijo...

Bonito post. resumes muy bien lo que a unos y a otros nos ha traido a este mundo de los blogs. A veces no nos damos cuenta de que el blog camina con nosotros en la vida y va cambiando con nosotras. Yo llevo tres años por aquí, indudablemente no soy la misma persona que empezó escribiendo, ni los motivos son los mismos, pero aquí sigo. un beso y adelante con el blog y con tus proyectos.

Lucía dijo...

Ripley, es que creo que al final, esto de los blogs termina siendo un poco adictivo, ¿no crees?. Un besazo

ITACA dijo...

yo también me he parado a pensar cómo llegué a abrir un blog, aunque aún no me he enganchado del todo. Me gusta venir aquí, como bien dices, a mi segunda casa, y también utilizarlo de terapia o de cuaderno de viajes