SUPERPODERES

No sé si me lo han pegado, como la gripe. No sé si lo he heredado, me lo han traspasado como un título o un reinado, o si lo he aprendido de golpe. Quizás es un superpoder. Ha venido tras un experimento, se les has escapado un bicho del laboratorio, me ha picado esta noche y ahora soy más fuerte. Sí, seguro que es eso.

No estoy segura, pero desde hace un rato tengo un poco más de una capacidad que antes no tenía. Es la capacidad para rechazar lo que duele: sacarlo fuera, despegarlo, sin dolor, sin anestesia. Más aún, sin darle importancia. ¿Será como ir al gimnasio, que te sale músculo y ya no tienes agujetas?

No sé cómo es, pero lo cierto es que ya ha perdido importancia lo que hasta hace unos minutos me hacía llorar. No, no me he vuelto insensible. Sólo me he dicho "por eso no se llora"... y... es verdad. No lloro, no pica, no duele, no quema, no escuece y con eso no se pierde el tiempo, vamos a dedicarlo a mejores empresas, que hay mucho que hacer. Y así lo he hecho.

Y ahora estoy a mis cosas, a las que realmente importan, y no me desespero. Ya no espero más, porque sé que siempre hay más. Sin querer, sonrío. Sé que es es parte de la vida y... creo que hasta me gusta.

15 comentarios:

Irreverens dijo...

Psst, psst, Lucía... ábrete con disimulo la camisa que lleves (o mírate por debajo de la camiseta o jersey, si es el caso).
¿Ves esa especie de mallot azul con una S gorda impresa? ¿No? Pues deberías.
:P

Porque todo está en nuestra cabecita: lo que importa y lo que no, lo que duele y lo que no, lo que merece ser llorado y lo que no...


Besines

Alba dijo...

No se, a veces creo que es como un cambio de chip. Lo que ayer dolia, te hacia llorar y ha estado allí durante mucho tiempo, de pronto no lo ves igual, o ves la vida de otra manera o simplemente cambia. No tengo ni idea, pero ocurre. Y se respira de nuevo.

Besos

Belén dijo...

Coño... me puedo quedar con este post?

Besicos

Nuuk dijo...

aprovecha los superpoderes y no temas a desinflarte, que te pasará, pero lo importante es lo que crees y la fuerza que tienes para dedicar la energía a las cosas que verdaderamente te merecen la pena y así, poco a poco, desaparecerán hasta esos bajones.
Un besazo.

dintel dijo...

Anda, pásame el bicho o la camiseta.

desahogandome dijo...

Patenta el bicho ese, que lo compro.

Qué envidia!

Ojala todo lo que escribes sea pura realidad.

un saludo

Wen dijo...

No sabía que decir ni sé qué decir hoy, pero vamos, para que sepas que ando por aquí y eso... :*

Julián dijo...

Pues ole por tus superpoderes! Igual además escribiéndolos en esta entrada, como por arte de magia, se fijan aún más en tí :)

Lucía dijo...

Irre, ¡que sí! ¡que la he visto! ¡que tengo una S! ¡que soy tengo superpoderes de verdad!

Alba, igual es eso, que me he apagado y me RAM se ha reiniciado y las cosas que antes daban errores ahora van como la seda :).

Belén ¡¡¿¿??!!

Nuuk, intentaré no acercarme a la criptonita, pero si me la acercan por la espalda, procuraré sobreponerme lo antes posible.

Dintel, la camiseta no, porque tiene una super S y mola. Pero el bicho puedo pasártelo. Creo que lo cogí por un líquido y me lo acabé todo, pero con par de Whiskis con Cocacola seguro que tú también te sientes como con superpoderes, porque yo, que sí que los tengo, te digo que la sensación es muy parecida a cuando tienes el puntillo ;).

Desahogándome, lo dicho, la sensación de ser un superhéroe es parecida a la de tomarte dos copillas ;).

Wen, que digo yo, que lo de que sepas que por aquí ando, debería decírtelo yo a ti, que soy la que tiene superpoderes. Así que, ya sabes, si necesitas que te rescate, silba. O mejor... llámame al móvil que mis superpoderes no me han "superpoderizado" el oído.

Julián, siii... ahora soy superpoderosa. Al principio pensaba que sería mucha responsabilidad, pero ahora le estoy cogiendo el tranquillo y mola.

Besitos a todos y muchas gracias por vuestros comentarios. Y ya sabéis, si necesitáis un superhéroe, llamadme.

Irreverens dijo...

Lo sabía.
:)

Lluís dijo...

Sacar provecho de los momentos difíciles, es una postura muy inteligente y que nos hace más fuertes. Un beset, supergirl.

Rogger dijo...

ekl inicio de tu experiencia me recuerda al Hombre Araña. Más aún, el desarrollo, lo que nos cuentas, muestra que hubo un cambio. Bien por ello, por ti. Lucía, un gusto visitar tu blog...:)

te invito a mi blog:D

Lucía dijo...

Irre, jijiji :).

Lluís, seguro que tiene alguna superventaja tener una amiga superhéroe, cuando la sepas, me la cuentas, así se la puedo ir diciendo al resto de mis amigos :).

Rogger, en cuanto tenga un segundín acepto tu invitación y me paso por tu blog.

Besos a los tres :)

Mamba Negra dijo...

me ha gustado mucho tu blog
ojalá pudiera yo desprenderme de lo que duele...
besotes

Lucía dijo...

Al final es más fácil de lo que parece. Es como los perros, un día te hartas de todo, te sacudes y ha dejado de importar, pero si quieres, puedo dejarte mi camiseta con la S :).

Un beso.