VOLVER

El otro día dejé el blog. Sí, no te has enterado, pero lo dejé. Me prometí ni un post más, me prometí escapar de mí, de mis historias repetidas. Salir de aquí y empezar en otro sitio.

Escapar. Bueno, más bien desaparecer de esa forma que tanto me atrae. Sin que nadie se dé cuenta, sin dejar marca.

Como hoy, en el supermercado, dos dependientas. Una le dice a la otra que acaba de caer en la cuenta de que hace semanas que no está el vendedor de cupones en la esquina. La otra, resuelta, contesta "¿Se ha muerto?", "No sé, pero no está", dice la otra. Y siguen a su tarea.

Yo me prometí irme así, pero no puedo. Hay cosas que me atan demasiado, mucho más de lo que quiero reconocer. No puedo dejar de escribir.

Hoy lo explicaba para entenderme: necesito escribir para entender la vida. Para aceptarla tal cual es y encontrarle su encanto. Al menos, aunque el resto no me guste, aunque el resto no funcione, aunque un día el resto fuera un fracaso, tendría la suerte de contarme historias y jugar a las palabras encadenadas.

Así que me vuelvo a pegar aquí. Vuelvo a venir con el corazón en un puño, en tu puño. Es tuyo. Es tan tuyo como mías son las letras.

16 comentarios:

Wen dijo...

Osea que echándole la bronca a Julián por cerrar su blog y tú tramando lo mismo.... vale, vale...
Me alegra que hayas decidido quedarte Luci, un besote.

Belén dijo...

Bueno yo siemrpe creo que las cosas tiene su vida, quizá este blog muera solo, y no lo tengas que abandonar tu...

Besicos

Julián dijo...

Una buena explicación el penúltimo párrafo. Jue cómo me identifico con tu entrada...

¡Que viva mucho tu blog!

Pues sí, escribir es tanto un desahogo como a veces simplemente una construcción creativa.

Irreverens dijo...

Pues no me había yo enterao, no...

Lo que decidas estará bien, sea cuando sea.
:)

Bienvuelta, en cualquier caso.

En el Nucleo dijo...

queria comentarte que me voy a mudar y me quedare sin internet,pero siempre que pueda,me pasare por tu blog y te dejare un comentario.un besito

Julián dijo...

Retiro lo de que viva tu blog.

Que viva tu blog o que no viva, eso como quieras tú, claro. Ala, ya he hecho mi acción políticamente correcta de hoy jejeje No, es coña, es lo que opino, si un día lo cierras, lo entenderemos, por supuesto.

Ta luego.

Alba dijo...

Por lo menos es tu sitio, donde puedes explicar lo que te de la gana como te de la gana. Tus alegrías y tus penas, lo que te gusta y lo que te disgusta. No sé. Una manera de desahogarse.

Un beso

Nada convencional dijo...

No desaparezcas !!! Si te vas, ¿ Quien va a plasmar con letras todo lo que me pasa?

Lucía dijo...

Wen, es que yo soy un poco hipocritilla. Así echándole la bronca al niño y yo pensando en que cada vez me cuesta más sentarme delante del ordenador y poner en letras lo que siento. Pero mira, al final puedemás la droga del blog que la pereza.

Belén, pues sí, cada cosa tiene su duración y supongo que el blog también la tendrá. Puede que sea de golpe, o puede que lo abandone poco a poco, pero estoy convencida de que algún día lo dejaré.

Julian gracias. De momento parece que sobrevive aunque tenga tentaciones de darle a la tecla de suprimir, pero parece que todavía me resisto a eliminarlo del todo. ¿Sabes? Creo que a veces decir adiós es también un acto de valentía.

Irre, pues bienvuelta que estoy y, aunque no me haya ido, gracias por entender que puede que un día pase.

En el núcleo, ya sabes que eres bien recibida siempre que quieras.

Julian, muy bien. Obra políticamente correcta del día. Por cierto, ¿cuándo te animas a abrir uno nuevo? a ver quién me va a dar a mí clases sobre Eskorbuto y otro tipo de múscia que, de otra manera, jamás escucharía...

Alba, por eso me quedo, porque al final me di cuenta de que todavía este es mi sitio. El sitio donde me apetece venir a contaros las cosas.

No desaparezcas, bienvenid@ y no te preocupes, parece que todavía me quedaré por aquí una temporada.

Besitos a todos. Prometo volver a escribir más asiduamente ahora que ya he terminado con la dichosa mudanza.

Irreverens dijo...

¿Y ande tas mudao?
:)

Si puede saberse...

Lucía dijo...

Pues del 112 al 163. No es un gran cambio, pero paso de una casa enana a una más grande, de una oscura a una con mucha más luz, de vivir en un primero a poder tocar el cielo con los dedos... Y ni te imaginas la de cosas que tenía en la otra cosa de las que he prescindido...

mgqseaml dijo...

Me alegro de que vuelvas, a veces reconforta ver que los demás consiguen lo que tu no puedes...
Besitosssssssss

Julián dijo...

Sin duda, puede ser un acto de valentía eso de decir adiós. Y oye, ¡gracias! Yo ya estaba convencido de abrir otro, pero después de lo que has dicho aún más, no sé si te gustarán de verdad mis torrazos de post de Eskorbuto, pero animando eres bastante buena ¿eh? XD Gracias.

Irreverens dijo...

Eso de hacer limpieza es de lo más positivo que tiene una mudanza.
:)

Y oye, si encima mejoras el habitáculo, ya ni te cuento.
:D

A disfrutar de tu nueva morada.

Lluís dijo...

Enhorabuena, por tu nueva casa, y por tu vuelta. Yo sigo intentando mis propósitos.

李小龍Paul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.