ODIO

Te odié por conocerme mejor que yo. Me odié por no poder mentirte. Nos odié por encontrarnos.

Te odié por llenarme de tu olor. Me odié por emborracharte con el mío. Nos odié por sentirnos.

Te odié por contar la constelación de lunares de mi espalda. Me odié por sentir tu piel en la yema de mis dedos. Nos odié por equivocarnos.

Te odié por ser congruente. Me odié por amarte. Y nos odié por cobardes.

12 comentarios:

Irreverens dijo...

En resumen: que os amasteis hasta el final.
:P

Felices fiestas (sin odio).

Wen dijo...

Estas cosas son así.... una putada enorme, es lo que tiene, que sin tanto malo, no hay tanto bueno. O eso me digo yo.

Lucía dijo...

Irre, no sé qué decirte, sólo le amé yo y sí, hasta que un día dejé de hacerlo. Felices fiestas, sin odio, claro.

Wendy Ryder, en eso tienes razón, si las cosas malas no existieran, las buenas no serían tan buenas. Pasara lo que pasase, que me quiten lo "bailao", ¿no? Felices fiestas.

Lluís dijo...

He entrado para felicitarte las navidades y me encuentro con tanto odio (por cierto, me ha gustado mucho ese "nos odie", nunca lo habia leído). Bueno, son dias para perdonar, no para odiar.
MOLT BON NADAL. Un beset.

Julián dijo...

Yo creo que no se puede estar forzado a odiar, perdonar o sentir algo determinado sólo por estar en Navidad, Lluis. Sólo faltaba... A mi me encanta la Navidad, pero vamos, no lo veo así.

Belén dijo...

Del amor al odio no hay tanto espacio, quién sabe si eso era, ciertamente, odio...

Besicos

Palabrasalbapor dijo...

Vengo a desearte lo mejor para esta Nochebuena, para ti y los tuyos. Deja el odio de lado, sino seguirás sufriendo.

Besos enormes y feliz Navidad!!

Miguelo dijo...

feliiiiiz navidaaaaaad

Mafalda dijo...

Feliz Navidad guapa... espero que ahora estés más tranquila.

Ripley dijo...

Feliz Navidad. qué poco positiva te leo ultimamente, espero que todo te vaya bien.

dintel dijo...

Huy, que odio tan poco creíble.

Lucía dijo...

Lluis, si ya sabes que en el fondo, no odio a nadie. Por lo menos, no mucho.

Julian, lo que pasa es que hace muy feo en pleno simulacro de alegría, paz y felicidad (vamos, la Navidad) decir que odias a alguien :P.

Belénchi, pues sí, la separación entre el odio y el amor es tan fina, que a veces se confunden.

Alba, espero que tus navidades, a pesar de todo, hayan sido buenas. La etapa de ocio ya está cerrada, ahora sólo queda la de las cicatrices.

Miguelo, mil gracias, espero que tú también hayas disfrutado.

Mafalda, gracias, igualmente. No te preocupes, ya estoy más relajada.

Ripley, bah! ya sabes lo que dice el refrán: "Perro ladrador..." pues lo mismo, a mí se me va la fuerza por la boca.

Dintel, joooo! vale, ya sé que no suena creíble, pero no me destroces el post, hombre!

Besitos!