DEMASIADAS TECLAS

Demasiadas teclas tiene mi teclado y pocas ganas de contar. Sé que es muy fácil, sólo debo unir una letra tras otra hasta que la cosa comience a tener sentido. Pero hoy me es difícil unirlas y ellas se resisten en su obstinación a cobrar significado.

Y si sólo fueran las teclas de mi ordenador, me conformaría con el viejo boli y la libreta de toda la vida, pero todo a mi alrededor se ha vaciado de contenido. No hay sustancia ni sabor en mi entorno. Los días pasan porque aún no hemos encontrado la forma de hacerlos parar. Nos movemos por simple y pura inercia. Llegamos a la noche rendidos por otro día demoledor que hace mella en nuestro ser.

Uno letras y formo agrios lamentos. Uno los labios y sólo salen suspiros de desazón. Uno días y sólo tengo desesperanza. Uno los caminos y lo único que logro es perderme más aún.

Y sé que sólo son malos tiempos, y que nada es eterno y que los buenos tiempos volverán. Me lo repito, me lo repites, me lo repiten y a veces creo que acabaré creyéndomelo. Pero cuando abro los ojos y respiro el aire denso que me rodea sé que eso no apacigua mi malestar. No quiero palmaditas en la espalda, no quiero palabras de consuelo, no quiero tu hombro para llorar, sólo quiero recuperar la ilusión de vivir.

La ilusión de un nuevo día, la ilusión de haber estado allí, la ilusión de compartir, la ilusión de volverme a levantar tras haber vuelto a caer, la ilusión de existir y de que existes.

13 comentarios:

Ignatius dijo...

Supongo que todos tenemos momentos así. Como tu dices, no sirve de consuelo, pero si algo bueno tiene que el mundo se mueva es precisamente eso, un movimiento constante y perpétuo, que impide que todo permanezca igual, que obliga a que produzcan cambios; cambios que nos afectan para bien o para mal, y que nos obligan a reaccionar.

Luchida dijo...

Yo hace años que perdí la ilusión. A veces me ha dado la sensación de que volvía pero nunca ha sido así. Es una pena que así sea pero aprendes a sobrellevarlo, y quizás, el día que dejemos de esperar que vuelva aparezca por sorpresa.
Un beso.

ITACA dijo...

Todo pasa, también los malos momentos, recuperaremos las fuerzas y las ilusiones, aunque en los días grises todo nos parezca tan triste

Lucía dijo...

Ignatius, pues aquí sigo, esperando a que el mundo se mueva un poco a mi favor, porque últimamente tengo la sensación de que lo cargo sobre mis espaldas.

Luchida, ten un poco de fe. Yo estoy convencida de que los malos tiempos pasan y vuelven los buenos. Ya verás cómo al final tu ilusión también vuelve.

Ítaca, al menos hoy ha salido el sol. Vale, no es un gran consuelo, pero el que no se consuela es porque no quiere.

Muchas gracias a los tres por vuestros comentarios.

geminisdespechada dijo...

"Nos movemos por simple y pura inercia" - cuando me siento así, reservo un billete de avión, un ticket para un concierto, una cena con amigos.. o me cojo un viernes libre :)

hay que buscar los motivos para ilusionarse yo creo, no vale con esperar a que lleguen no?

Wen dijo...

Creo que en todo esto la actitud que uno tome es muy importante... pero es verdad eso, creo, lo de que los malos tiempos no son eternos.
Ánimo reina :***

Lucía dijo...

Géminis, dicho y hecho, entre esta tarde y mañana ato lo que tengo suelto y el sábado desayuno en Roma ;).

Wen, espero de verdad que no sean eternos. Gracias por los ánimos.

Besitos a las dos!

Alicia dijo...

Uy, no se si te he llegado a dejar el mensaje o no.

Pero, da igual.
Me alegro mucho de verte otra vez.
Un beso

Girl on the Moon dijo...

Hola guapa.... :)

Pues seras bienvenida, cuando quieras! He estado leyendo un poquito de lo que escribes, es muy muy interesante... me gusta :)

Besitos (para nadar esto es una so-pa)

Ripley dijo...

La recuperarás, pasará tiempo pero recuperarás la ilusión por vivir. Yo la perdí hace dos años y medio; durante algo más de año y medio mi vida fue un completo descontrol hasta que empecé a aceptar la situación y toqué fondo, a partir de ahí he luchado cada dia para volver a recuperar mi vida y mi ilusión, la llave la tienes tú. Da pequeños pasos, pero ve caminando un poco cada día. mua

Lucía dijo...

Ali, encantada de saber de ti. Espero que todo te vaya fenomenal en tus talleres literarios y todo eso.

Girl on the moon, prometo leerte con más calma cuando vuelva, es que esta semana ando de carreras. Y a ver si lo arreglan porque... ¡para bailar esto es una so-pa! :)

Ripley, es cuestión de tiempo, pero también hay que echarle ganas. Ahora mismo estoy demasiado cansada para echar ganas a nada, pero prometo encontrarlas y dejarme la piel en ello.

Besitos a la tres y muchas gracias por vuestros comentarios

dintel dijo...

Los malos tiempos no son tan malos si cambias la mirada.

Lucía dijo...

Dintel, supongo que todo depende de las ganas que tengas de ver la botella medio llena, en lugar de medio vacía, ¿no?