DE DESPERTADORES Y TERREMOTOS

Hoy me he despertado una hora antes de lo normal. Es raro que yo me despierte antes de que suene el despertador, pero a veces me pasa, me despierto pronto porque sí, y estoy despierta, descansada y quiero levantarme.

Cuando me despierto así, me gusta levantarme, poner un poquito de música suavecita y sentarme a leer tranquilamente, al lado de una taza de café, colacao, té, manzanilla, o lo que me apetezca ese día.

Esta mañana no estaba muy concentrada en la lectura, estaba dejándome arrullar por la música y a punto de caer en un sopor más propio de después de comer que de recién levantada cuando un estruendo me ha hecho pegar un bote en el sofá.

Lo primero que he pensado, cuando mi corazón ha sido capaz de latir a un ritmo medianamente normal, ha sido que me he quedado dormida y que lo he soñado, que ayer me metí tanto el post de Bagdad que ya oía explosiones a mi alrededor.

Cuando ya estaba pensando que me había vuelto loca, segundo ruido. Retumban las paredes, la taza casi se cae al suelo y yo a punto de agarrarme a la lámpara del susto.

Dos conclusiones rápidas, la primera, que no lo he soñado, la segunda, que no me he vuelto loca. Me asomo por la ventana y nada. La calle está normal, no parece que haya pasado nada. El mismo tráfico de siempre y el mismo atasco de todos los días.

Tercer terremoto. Si en la calle no parece que pase nada, y dentro de casa tampoco es… Me asomo a la escalera con mi más que escueto camisón, para regocijo de los que me ven, y mi vergüenza cuando me doy cuenta de que estoy semi desnuda.

¡Albañiles! ¡Y dicen que tienen como para dos semanas! Puedo desconectar el despertador lo que queda de mes, que seguro que a las ocho en punto de la mañana estoy despierta.

5 comentarios:

Lluis dijo...

Más lo van a sufrir los dueños de la vivienda, si están de reformas.

jajajajajja

Anímate, que solo son dos semanas.

Lucía dijo...

Lluis, es que las obras son en la escalera, y para empezar hoy a mediodía ya han dicho que hay no sé qué problema y que van a tardar más de dos semanas :S.

Reza conmigo para que no trabajen los sábados :)

Anónimo dijo...

Un día vente con ese camisón a currar.

Historia divertida y, desgraciadamente para los que nos gusta el silencio, demasiado habitual.

geminisdespechada dijo...

qué putada.. yo me levanto como a las diez, así que me matarían, me iría de vacas o así.. ánimo y que no sean dos meses!!

Lucía dijo...

Géminis: de momento, parece que están aterrorizando a los del sexto y el quinto. A mí, la verdad, es casi mi hora de levantarme, así que no me hacen mucha faena, salvo el susto casi mortal del primer día :)